Calle Gran Vía 69, planta 2, 28013 Madrid |  T  +34 91 766 14 28   F  +34 91 767 28 73

Asesoría Madrid Jurídica - Laboral - Fiscal - Contable 

LA CUSTODIA COMPARTIDA NO EXIME DEL PAGO DE UNA PENSIÓN DE ALIMENTOS

El Tribunal Supremo,  Sala de lo Civil. ha dictado una sentencia de fecha 11 de febrero de 2016 por la que establece que el sistema de custodia compartida de los hijos no exime del pago de una pensión de alimentos si existe desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges.

 Rechaza además que se pueda limitar temporalmente, como así estableció el juzgado en primera instancia, fijando un  límite de dos años, “pues los menores no pueden quedar al socaire de que la madre pueda o no encontrar trabajo”,    Ello, claro está, con independencia de que posteriormente pueda haber modificaciones si existe variación sustancial de las circunstancias (artículo 91 del Código Civil).

 La sentencia de primera instancia  estableció la guarda y custodia compartida de los hijos del matrimonio y la obligación del padre de abonar una cantidad mensual de 350 € en concepto de pensión alimenticia para los hijos ( además de una pensión compensatoria temporal a la ex cónyuge).

 Dicha sentencia fue apelada por ambas partes, dictándose por la Audiencia Provincial de Sevilla sentencia que revocó la de primera instancia, declarando que la guarda y custodia de los hijos la ejercería la madre; mantuvo la pensión de alimentos -sin limitación- y la pensión compensatoria – que aumentó a 3 años-.

 Frente a esta sentencia el padre interpuso recurso de casación que ha sido  parcialmente estimado por el citado Tribunal Supremo  en el sentido de establecer la custodia compartida ya que, indica la sentencia,  “ambos progenitores tienen capacidad para educar a los hijos, y el sistema de custodia compartida, según la jurisprudencia del alto tribunal, es el deseable cuando sea posible.

 De igual manera la sentencia establece una pensión de alimentos sin límite temporal sobre la base de que la custodia compartida no exime del pago de alimentos, cuando exista desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges, o como en este caso, cuando la progenitora no percibe salario o rendimiento alguno  ya que la cuantía de los alimentos será proporcional a las necesidades del que los recibe, pero también al caudal o medios de quien los da. 

 La limitación temporal, recoge la sentencia, tiene sentido en una pensión compensatoria, como estímulo en la búsqueda de ocupación laboral, pero no tiene cabida en los alimentos a los hijos, al proscribirlo el art. 152 del C. Civil.