Primera gran manifestación de la comunidad china en Madrid: “Llevo meses sin poder sacar mi dinero”


Un millar de inmigrantes chinos, según la Policía, se ha manifestado este viernes frente a la sede de la Fundación BBVA, en el paseo de Recoletos de Madrid para protestar contra los bloqueos masivos de cuentas de banco. En la manifestación, la mayor movilización china en la capital según los organizadores, participaron muchos afectados que viven situaciones desesperadas, sin acceso a sus depósitos tras semanas o incluso meses. [Fotogalería de la protesta]

Las pancartas, algunas en español y otras en chino, tenían lemas como «Sobrevivir no es un delito. Stop racismo», «Necesito pagar casa, comida, colegio, quiero mi dinero» y «¡Yo llevo meses sin poder sacar mi dinero!». La concentración, organizada por una federación de 74 asociaciones chinas en España, cortó tres carriles de un lateral de la calle, entre la glorieta de Cibeles y la plaza de Colón. Los manifestantes eligieron ese edificio del BBVA por ser una oficina céntrica del banco en la capital, ya que su sede principal se encuentra lejos del centro, en el barrio de Las Tablas.

El BBVA dice estar cumpliendo con la ley antiblanqueo de capitales y niega que la oleada de casos de chinos con cuentas congeladas se deba a una discriminación por origen o raza, como denuncian los afectados. La Sepblac, la agencia estatal que inspecciona el cumplimiento de esa ley, tampoco ha dado directrices especiales, según fuentes del Ministerio de Economía.

«Viviendo con lo mínimo»

Los organizadores decían que la movilización de este viernes es un hito para una comunidad que ha ido creciendo progresivamente desde los años noventa. En Madrid ya viven 34.517 inmigrantes chinos. «Raras veces vemos a la comunidad china en la calle porque es una comunidad tranquila pero la índole del problema es tal que esta vez ha sido diferente», decía Dawei Ding, el fundador de China FM, una radio en chino con sede en Madrid.

Entre los presentes se encuentran muchos afectados, asalariados, comerciantes o estudiantes. Algunos se pasaron el micrófono para contar sus casos. Huang Dufang, de 33 años, trabajadora en una cafetería, contó entre lágrimas que ha pasado el Año Nuevo más triste, sin acceso a sus ahorros de poco más de 1.000 euros y apenas tiene efectivo en mano: «Quería hacer una comida especial con marisco pero me bloquearon la cuenta».

A Estrella Zheng, jubilada de 75 años, le bloqueó la cuenta La Caixa sin previo aviso. Siente un dolor especial porque tiene nacionalidad española y Madrid es la ciudad donde más tiempo ha vivido (32 años). «He trabajado para casi todos los ministerios, los juzgados… Y de repente me han tratado como a una delincuente que blanquea dinero», se queja.

Los manifestantes dicen que algunos de los casos más dramáticos son los de los estudiantes que tienen a su familia fuera porque su red de contactos a los que pedir socorro es menor. Hui Yu, de 20 años, estudiante de Derecho en la Universidad Complutense dice que sus amigos han hecho un bote y ha conseguido 100 euros. «Estoy viviendo con lo mínimo».

El BBVA ha reconocido esta semana que sufre un retraso en el desbloqueo de las cuentas. El banco dijo esta tarde a la agencia Efe que lamenta los perjuicios y asegura que están acelerando la descongelación. «A lo largo de estos últimos días se están desbloqueando numerosas cuentas a muy buen ritmo con la entrega de la documentación que comentaba anteriormente y la situación en la red de oficinas es de absoluta normalidad», dijo Álvaro Calleja, portavoz del BBVA.

FUENTE: EL PAÍS