Consulte el buzón


Desde hace algún tiempo las empresas deben relacionarse electrónicamente con Hacienda. Vea algunas cuestiones que debe tener en cuenta.

Obligatorio. Las personas jurídicas están obligadas a relacionarse electrónicamente con Hacienda. ¡Atención!  Por tanto, su empresa está obligada a recibir notificaciones electrónicas y a presentar electrónicamente los documentos y solicitudes que dirija a Hacienda.

Funcionamiento. Para ello se le asigna una Dirección Electrónica Habilitada que funciona como un buzón electrónico mediante el cual Hacienda le hace llegar sus notificaciones, y al que usted puede acceder a través de Internet. Apunte.  Es decir, las notificaciones de Hacienda no se envían a una cuenta de correo electrónico, sino a un buzón electrónico al que se debe acceder a través de Internet para revisar su contenido. A estos efectos:

  • Las notificaciones se entienden producidas en el momento del acceso al buzón o, si éste no se produce, una vez transcurridos diez días naturales desde su puesta a disposición.
  • Por eso es conveniente que acceda regularmente a dicho buzón, o al menos cada diez días.

Días de cortesía. Recuerde que puede seleccionar hasta 30 días naturales al año (consecutivos o no) en los que Hacienda no podrá depositar notificaciones en su buzón. Por ejemplo, si va a cerrar unos días en Navidad, puede pedir que esos días no sea notificado (debe solicitarlo con siete días naturales de antelación).

Si es defectuosa. Para que la notificación sea correcta, en el correspondiente expediente administrativo debe constar una certificación de Hacienda conforme se realizó a través de la Dirección Electrónica Habilitada (indicando el destinatario, el acto notificado, la fecha de su puesta a disposición y la fecha de acceso por el destinatario o el transcurso del plazo de diez días). Apunte.  Si la notificación es defectuosa no tendrá validez, y ello puede ser relevante (por ejemplo, no se habrá interrumpido el plazo de cuatro años que tiene Hacienda para liquidar, de modo que puede que cuando ésta vuelva a notificarle ya haya transcurrido ese plazo).

Las notificaciones se entienden realizadas en el momento del acceso al buzón o, si éste no se produce, pasados diez días naturales desde su puesta a disposición.