El FMI afirma que el gasto social en España ayuda poco a las rentas bajas y a los jóvenes


Ahora que el nuevo Gobierno ha fijado la política social como una prioridad, el FMI publica este jueves un informe en el que valora la efectividad del gasto social en España. Y considera que existe margen para reordenarlo, coordinarlo entre comunidades y mejorarlo. Se ayuda poco a las rentas bajas y a los jóvenes. En cambio, se favorece a los pensionistas y a las clases medias. Hace falta “mejorar la redistribución enfocándola en los más vulnerables”, concluye. En un contexto de elevada deuda y presiones sobre el gasto por el envejecimiento, el Fondo admite que es necesario elevar los desembolsos en algunas áreas. Pero añade que no basta solo con mejorar el gasto social: también hay que reformar el mercado laboral para acabar con la dualidad entre fijos y temporales.

“Un examen de la eficiencia podría dar mejores resultados por el mismo coste”, sostiene el Fondo Monetario Internacional. El estudio señala que las pensiones suponen la principal partida pública y que son “bastante generosas”. En porcentaje del PIB se gasta en línea con la media de la UE. Sin embargo, según apunta el Fondo, son más altas si se mira cuál es la prestación sobre el salario medio o cuánto se mantiene del último salario. Las de viudedad también están por encima. Como resultado, la pobreza de los mayores es baja. “Los pensionistas han estado bien protegidos de la crisis”, recuerda el organismo con sede en Washington.

FUENTE: EL PAÍS