Vacaciones tras Covid-19


Sus trabajadores iban a disfrutar de sus vacaciones en agosto. Sin embargo, entre que algún empleado ha estado de baja por coronavirus y entre que ha tramitado un ERTE, no sabe cómo debe gestionar las vacaciones este año…

Duración. Durante un ERTE de suspensión no se devengan vacaciones; durante un ERTE de reducción de jornada sí que se devengan, pero a razón de un salario inferior. Apunte. ¿qué  otras  situaciones  puede  encontrarse  en  las  próximas  semanas?  ¿cómo  debe gestionarlas?

Caso 1. Incapacidad temporal

No se pierden. Si uno de sus trabajadores ha iniciado un proceso de IT antes de empezar sus vacaciones (de modo que la IT acaba coincidiendo total o parcialmente con éstas), tiene derecho a disfrutar en un momento posterior, una vez se reincorpore al trabajo, de los días de vacaciones que hayan coincidido con la IT. Apunte. Lo mismo ocurrirá si coge la baja durante sus vacaciones.

Nuevas  fechas. A  partir de  ahí, y en función del tipo de baja,  vea  en qué  momento se  deberán «gastar» las vacaciones:

En general. Si debido a la IT (por ejemplo, por coronavirus) las vacaciones no se pueden disfrutar dentro del año natural al que corresponden, su empleado debe disfrutarlas dentro de los 18 meses siguientes al final del año en que se hayan devengado.

fvlaternidad. Si la IT está relacionada con el embarazo, el parto o la lactancia de la trabajadora, o si se trata de la suspensión por nacimiento de hijo (maternidad o paternidad), no existe ningún límite temporal para el disfrute de las vacaciones.

Caso 2. En verano no me va bien

Dos meses. Puede que a principios de año pactara con sus empleados el disfrute de las vacaciones en verano y que ahora, tras un ERTE, no le vaya bien ese calendario. iAtención! Pues bien, sus empleados deben conocer las fechas de disfrute con al menos dos meses de antelación a su comienzo. Asimismo, el período de disfrute debe fijarse de común acuerdo con los trabajadores. Por tanto:

Si faltan más de dos meses para el disfrute, intente un acuerdo sobre las nuevas fechas de disfrute. En caso de que los afectados no acepten,impóngalo según las necesidades de su empresa. Apunte. Eso sí: sus empleados podrán impugnar esa decisión a través un

procedimiento urgente y preferente. En tal caso, deberá acreditar ante el juez las causas objetivas que justifican su decisión.

Si quedan menos de dos meses, sólo podrá implantar el cambio si los trabajadores lo aceptan voluntariamente. iAtención! La ley exige conocer las fechas con dos meses de antelación (para compartirlas con la familia, planificar viajes…), por lo que no podrá imponer el cambio ni siquiera a través de una modificación sustancial.

Caso 3. No se disfrutan

Contrato finalizado. Si un trabajador finaliza su contrato y no ha disfrutado de sus vacaciones, deberá pagarle en el finiquito los días devengados que no haya podido disfrutar (junto al resto de conceptos debidos, como la parte proporcional de pagas extraordinarias).

ERTE hasta final de año. Si tramita un ERTE de suspensión que dura hasta final de año (situación posible en un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción) y las vacaciones no se pueden disfrutar, los afectados deberán poder disfrutarlas el año siguiente. iAtención! Si bien las vacaciones caducan a 31 de diciembre, en este caso excepcional la falta de disfrute no es imputable al trabajador.

Si un trabajador ha estado de baja en un período coincidente con las vacaciones, deberá disfrutarlas más tarde. Si no le va bien que sus empleados hagan vacaciones en verano, podrá implantar el cambio si faltan más de dos meses y acredita causas objetivas.

Caso 3. No se disfrutan

Contrato finalizado. Si un trabajador finaliza su contrato y no ha disfrutado de sus vacaciones, deberá pagarle en el finiquito los días devengados que no haya podido disfrutar (junto al resto de conceptos debidos, como la parte proporcional de pagas extraordinarias).

ERTE hasta final de año. Si tramita un ERTE de suspensión que dura hasta final de año (situación posible en un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción) y las vacaciones no se pueden disfrutar, los afectados deberán poder disfrutarlas el año siguiente. iAtención! Si bien las vacaciones caducan a 31 de diciembre, en este caso excepcional la falta de disfrute no es imputable al trabajador.

Si un trabajador ha estado de baja en un período coincidente con las vacaciones, deberá disfrutarlas más tarde. Si no le va bien que sus empleados hagan vacaciones en verano, podrá implantar el cambio si faltan más de dos meses y acredita causas objetivas.

fuentre: LEFEBVRE